Buscar
 
 

Resultados por:
 


Rechercher Búsqueda avanzada

Palabras claves

búsqueda  dados  Ayame  registro  sistema  amethyst  

Últimos temas
» Un desconocido en casa [Priv. Exodin]
Sáb Sep 15, 2018 6:35 pm por Adam Boissieu

» Confesionario.
Vie Sep 14, 2018 8:47 pm por Exodin

» Galería comunitaria
Vie Sep 14, 2018 8:26 pm por Exodin

» Conocimiento básico de magia 101 [Priv. Ayame]
Vie Ago 31, 2018 7:57 pm por Ayame

» Ficha de Jeikin (No terminada)
Jue Ago 30, 2018 6:40 pm por Master

» Volu-¿qué? [Priv. Völundr]
Miér Ago 29, 2018 1:33 pm por Amethyst

» Presentación
Mar Ago 28, 2018 2:54 pm por Exodin

» Anuncio #003
Lun Ago 20, 2018 4:22 pm por Master

» Bajo la Luna [Priv. Leonilda]
Dom Ago 19, 2018 8:48 pm por Adam Boissieu

Septiembre 2018
LunMarMiérJueVieSábDom
     12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930

Calendario Calendario

Los posteadores más activos del mes
Exodin
 
Adam Boissieu
 

Anuncios

    No hay anuncios disponibles.

    Afiliados del Foro
    Afiliados hermanos 0/5
    Directorios y Recursos
    Afiliados Elite 11/44
    Expectro PatronumFINAL FANTASY: Zero photo untitled45.png

    Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

    Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Reverse
    Url
    el Lun Jul 02, 2018 3:00 pm
    Mirar dentro de la oscuridad es como mirar dentro de tu propia alma, para empezar, atisbar su interior es difícil y complicado, ya que diferir lo que ves de lo que "crees" ver es difícil, y luego está el temor, el miedo de ver que esa inquietud que te corroía por dentro era real, y que allí dentro hay algo horrible, un monstruo que amenaza con devorar lo que amas y aterrar te el resto de tus días.

    No es de extrañar que no sean muchos quienes se atreven a hacerlo, están quienes no le dan importancia, y quienes por miedo no se atreven a atisbar su interior. Pero, existen unos pocos que realmente se atreven a mirar, y buscan en su interior, pero solo se asustan cuando no encuentran nada...

    Greed estaba ya realmente preocupado, mirando esa profunda oscuridad que amenazaba con dejarle sin respiración.
    -O... Oye?-se atrevió a decir, pero al no haber respuesta grito- ¡¿Estás ahí?!
    De repente en la oscuridad unos ojos muy brillantes se abrieron, y de entre las sombras salió una fila de dientes amenazadores y mortales.
    -uff! Menos mal ¡Buen susto por cierto!
    -De nada...
    Respondió la criatura volviendo a desaparecer en la oscuridad, Greed se volvió a la lista que Jack le había dado y puso un visto al "monstruo en la oscuridad"
    -¡Bien perfecto! Ahora a comprobar las lápidas...
    Greed no era más que un experimento fracasado que no tenía hogar o función que hacer, toda su existencia se reducía a existir, o así era hasta que Jack Squellington le dio una oportunidad, era muy simple, solo tenía que asegurarse de que todo en la lista debía estar perfecto.

    Halloween estaba al caer, 2 meses y medio, por ello Jack necesitaba ayuda, momento en el que hasta los fracasados experimentos del doctor tenían la oportunidad de contribuir.

    Sally era buena alma torturada o como figura solitaria al viento, además de ser una excelente modista escalofriante, en cambio cabeza, una cabeza sin cuerpo, una pieza sobrante de uno de los experimentos, tal vez no tuviera cuerpo ni diera demasiado miedo, pero sus gritos era horripilantes. Y cosa, una cosa peluda que nadie sabía exactamente qué era, era perfecto para mover los arbustos sin dejarse ver.

    Pero Greed no era tan bueno como sus compañeros, sus aspecto no era aterrador, como mucho algo siniestro, además su legendaria torpeza hacia quedar bien a los zombies, y sus chillidos hacían reír a las calabazas, no esa risa diabólica sino la contagiosa y se pegaba a la procesión de almas en pena, y si las almas en pena parecen felices es que algo va mal.

    Greed tenía ahora la oportunidad de demostrar su valía, demostrar que era útil, que era un monstruo como los demás.

    Las tumbas eran frívolas y austeras, con inscripciones casi ilegibles entre las tinieblas, Greed paso cerca de ellas tocando las lápidas con un pequeño bastón que portaba.
    -uno
    -UUuuuuuu...
    De la tumba salió un pequeño espíritu cual humo blanco espectral alzándose al cielo nocturno.
    -dos
    -UoOoOoOo...
    Un espectro verdoceo sobrevoló a Greed saliendo despedido de su sepulcro.
    -tres
    -Aaaaaaahhh!!
    Chillo un alma en pena que se agarraba su propio rostro en expresión de pánico profundo, y hendida el aire bajo su aterradora voz.
    -Cuatro
    -...
    -cinco... No! Un momento
    Greed volvió a la 4° tumba y la golpeó dos veces con el bastón, sin que hubiera respuesta de ningún alma, espectro o fuego factuo.
    -¡Oye! ¡Despierta!
    Dijo Greed golpeando una y otra vez la lápida desconocida, sin saber si había alguien realmente allí, no obstante su insesante y gritona voz empezaba a molestar a los espíritus del cementerio.
    avatar
    Mensajes : 10

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Neutral
    Url
    el Lun Jul 02, 2018 8:39 pm
    El olor de las distintas hierbas mezclado con otros aromas y hedores de las pociones de dudosa procedencia, generaban un ambiente insoportable, sobre todo, si eras alguien con una sensibilidad olfatoria considerable. Algo que a ojos de tercero, probablemente haría pensar no moraba un alma por esos alrededores, o que el recinto se encontraba deshabilitado ya por varios años. Esto último, deducido si agregábamos el escenario a la suma de todo, donde el nulo orden y polvoriento entorno dentro de esas cuatro paredes, daba para razonar de esa manera. Formándose un verdadero caos entre los materiales dispersos en los muebles, como los que también se encontraban regados en el suelo. Tal si hubiese ocurrido la visita inesperada de una tempestad dentro, aun si el clima permanecía con esa nubosidad cubriendo totalmente el cielo, la mayor parte del año. Un contexto donde cualquier ser se preocuparía, comenzando a generar un orden inmediato, para así tener su hogar más presentable. Sin embargo, ella no necesitaba ni tampoco le nacía hacerlo ¿Para qué? Si terminaría todo nuevamente en ese estado inicial, y mucho menos cuando pensaba marcharse una vez finalizada las festividades.

    Suspirando desganada, Nozomi dio una mirada rápida a su entorno, como quien estuviese buscando algo en concreto pero a sabiendas en el fondo “eso” no estaba allí. Quedando parada en el centro de la pequeña habitación, en el cual debajo de todo el desorden había unos cuantos muebles, reflejando lo que alguna vez fue un cuarto de estar. Recogiendo de ella, aquella mascara en forma de carnero cual independiente de no ser real, daba la impresión de haber sido parte del cadáver de dicho animal. Sobre todo, por el desgaste y el color hueso de su superficie, junto a los orificios en cada extremo, donde los cuernos de la joven se asomaban a la perfección; Como si fuesen una extensión más. Acomodándola como ya de costumbre sobre su rostro, para luego voltearse y dar una última mirada, recogiendo de entre una de los tantos mesones una pequeña libreta, donde llevaba escrito algunos quehaceres necesitando su atención el día de hoy.

    Tan solo salir y observar el animado ambiente de la ciudad por las festividades que se venían, lograban que de su pálido rostro se reflejara una leve sonrisa. Aun si no poseía ese espíritu que incluso su difunta guardiana Leah destilaba, el solo notar el entusiasmo y alegría de sus habitantes, valía la pena el quedarse viéndole como una más dentro del público, al nunca ser participe y prefiriendo el estar tras bambalinas pese a las insistencias de la mayor. Bueno, todo eso hasta ahora. Si bien la idea le causaba cierto temor, estaba decidida ayudar en el pedido hecho por las simpáticas brujas, en la creación de sus pociones para el importante acontecimiento. Sobre todo, cuando ya Leah no se encontraba ya con ellos y que de seguro, vendría a “penarla” si no hacía al menos ese último esfuerzo en su honor.

    – Terminemos rápido con esto…

    Como hablando a la nada, inhalo con fuerza tomando el valor necesario para dar inicio a su recorrido. Yendo por los distintos lugares recolectando algunos de los materiales, guardándolos entre sus largas y desgastadas ropas. Saludando en silencio con quienes se cruzaba, continuando sin dirigir la palabra pese a los que intentaban sacarle una conversación. Prosiguiendo con ese ritmo hasta que sus oídos captaron un ruido peculiar y molesto a la vez. Girando tanto su cuerpo como su andar en dirección a su origen, notando con cierto asombro este venía desde el cementerio. Picada por la curiosidad enorme, al pensar se trataría posiblemente de un alma en pena o de alguna que no quisiese partir, avivo ese sentimiento de desviarse de su ruta. Contemplando varios escenarios en su cabeza que algunos trataban a lo anteriormente dicho, mientras que otros con cierto disgusto, pensaba su origen se debía algún individuo molestando a quienes descansaban en ese terreno… Siendo ese por desgracia, el asunto tras todo ese ruido.

    Avanzando en silencio sin querer interrumpirle, se acercó detrás de la pequeña figura, quien hasta ese punto continuaba gritando y golpeando con lo que tenía a mano esa pobre lapida. Dando el tiempo incluso, de notar algunas de las mismas almas asomándose, como queriendo saber a su vez que era lo que estaba sucediendo. Al parecer, no se había percatado de sus alrededores, puesto continuaba con sus gritos cada vez con más fuerza, al punto de que Nozomi quisiese poner ambas manos sobre sus oídos. Pese a su tamaño, tenía buenos pulmones si se pensaba por ese lado. Decidiendo terminar más pronto que nada, estiro su brazo empuñándolo detrás de la especie de abrigo negro que llevaba el individuo, consiguiendo levantarle desde su espalda con su diestra a una leve distancia del suelo. Ignorando las protestas o los nuevos gritos que pudiesen surgir de este.

    – No deberías de molestarles, si es que no quieren despertar. Dales su tiempo… –  Con su voz monótona y tono algo bajo debido a la máscara en su rostro, le mantuvo por unos segundos en el aire, para luego soltarle al no desear generar un conflicto con la pequeña y… ¿Por qué no? Tierna figura.  – Podrías usar otros métodos menos… Ruidosos ¿Sabes?
    Mensajes : 8

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Neo-Org
    Url
    el Mar Jul 03, 2018 2:54 am
    Cascarones vacíos, así es como les llamaban ¿Por qué? Es absurdo preguntarlo cuando uno ha vivido tanto tiempo como tal, pero, aun así, por algún motivo esa pregunta invadió la mente de Exodin en su letargo. Una falsa existencia que ya había durado hasta perder toda noción del tiempo. Lo notarías si fueras uno de ellos. Él lo notaba, y siempre supo que algo fallaba. Percibes ese algo en los otros, algo que recuerdas como era, como se sentía, y que por mucho que intentes buscarlo, no lo consigues hallar en ningún lado. Errantes, con la única brújula de la que han podido disponer, amañada, desesperados por falsas promesas, son guiados por el rumbo equivocado. Son encaminados a su fin.

    Muchos de ellos tienen sus motivos para recuperar aquello que alberga cada recuerdo, y que al mismo tiempo, los hacen tan mortificantes. Otros lo tienen fácil, Exodin envidia a quienes cuyas lagunas son mayores en la organización. Quizás es por eso que se evadía cuanto podía de la realidad. Una vida como esa ¿Quién la querría? Solo le quedaba los sueños, quería olvidar, al contrario que todos, quería alejarse del dolor de sus recuerdos. Pero, es que resultaba tan difícil, y  dormir, al contrario, era tan placentero, era casi como estar muerto, muerto por un tiempo, y eso era lo que necesitaba. Si tan solo pudiera quedarse así hasta que dejara de existir. Oh, pero ¿No era que "no existía" ya? Ni así podía librarse, tan solo el sueño hacía leve esa carga.

    En uno de sus últimos sueños, Exodin se sentía cayendo. Cayendo como si lo hiciera de una madriguera, y no una cualquiera, una bastante  familiar. Era como si hubieran cogido el sendero, ni aquí ni allí, y le hubieran dado la vuelta. Veía los flujos moverse en direcciones contrarias, y aunque pudiese parecer que lo conocido venía dado por el lugar, un sendero muy frecuentado por gente como él, no se debía ni mucho menos por ello. Era otra sensación, otra más antigua, una que apenas ya ni recordaba.

    Al final pareció llegar al otro extremo del túnel, o más bien, al fondo de éste. La luz se concentró en una pantalla negra, y como si lo expulsara de un reino prohibido, cayó en un sitio completamente distinto. Exodin abrió los ojos, parpadeó de una a dos veces mirando el panorama y comprobó como un portal oscuro se cerraba sobre su cabeza.

    Hm... —Masculló pensativo intentando comprender qué había pasado, pues era evidente que todo lo que había vivido antes no era un sueño. Su cara te contagiaba el sueño con solo verlo, su parsimonia, su poca sangre: Como recién levantado. Había un bulto entre los bolsillos de su túnica, lo sacó. El papel rezaba.

    "Como no despiertas ni siquiera para mirar el tablón, ya te mando yo mismo con tu misión en mano.
    Halloween Town. Ya sabes lo que tienes que hacer."

    Exodin ladeó ligeramente la cabeza, como si le costara comprender. Sin embargo, en el fondo sabía dónde se encontraba y por qué estaba ahí. El problema es que Exodin no quería ser partícipe de la realidad, prefería ser el protagonista de sus sueños. Tenía una expresión como de resaca, con los ojos ligeramente achinados, y estuvo a punto de volverse a dormir cuando notó que algo irregular estaba debajo de él-

    A mi cama le pasa algo raro... —Sí, algo inusual, pues las camas de la organización eran como ladrillos, y aquello se notaba como algo más parecido a una bolita. Giró la cabeza hacia los lados, como si intentara hacerse al terreno. Vio unas lápidas, y luego a una chica.

    Oh, hola —Levantó una mano sin siquiera moverse de su sitio. No obstante, lo que se hallaba debajo de él parecía que tenía vida. Exodin bajó la mirada, frunció el ceño y volvió a mirar a la chica.

    Ah, deben ser los muertos por no saludar como debería ¿No?... Osea, quise decir... ¿Buu?
    avatar
    Mensajes : 23

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Reverse
    Url
    el Miér Jul 04, 2018 12:51 pm
    El cementerio empezaba a sobrepoblarse sin que Greed se diera cuenta de ello. Los espíritus, entre los espectros y animas, los monstruos deformes o bestiales, criaturas del averno he infernales, oscuras sombras y pavorosas figuras.
    Todos ellos estaban acostumbrados a los prominentes gritos de profundo terror, de dolor, histeria, las risas malvadas y guturales sonidos los llenaban de júbilo y alegría, eran sonidos típicos del mundo del horror, De miedo y muy típicos en Halloween.

    Pero no de esos chillidos agudos y ese golpeteo incesante que incluso como broma de Halloween quedaba pesada.

    Greed desconocedor de estos hechos, miraba atravesado a la tumba mientras se remangaba, estaba dispuesto a cavar para sacar al fantasma si era necesario.

    Pero algo le agarró de la ropa por detrás y lo levantó con suma facilidad, haciendo que Greed, quien pataleaba en el aire, tuviera un susto de muerte antes de encontrarse de frente con el gran cráneo de carnero con grandes cuernos, en cuyas cuencas vacías había grandes y brillantes ojos amarillos cual bestia mirándolo.
    Podría parecer más aterrador, si el resto del cuerpo fuera igual de monstruoso, pero la mano que le sostenía carecía de garras y el tronco tenía una figura femenina.

    Sus palabras series relajaron al pequeño que asintió antes de disculparse.

    -Perdón señorita- saludó quitándose brevemente el sombrero- no era mi intención molestarla.

    Greed no sabía que sus gritos fueran tan molestos, y una vez ella le dejó al suelo, intentó explicarse.

    -Solo quería hacer bien mi trabajo, debo completar esta lista- Greed mostró la lista que le había concedido Jack Squellington- es muy importante para mí.

    No sabía cómo hacerle ver lo importante que era ese trabajo para él, su razón para existir dependía de ello, demostrar que era un monstruo más, como los demás que tenía un objetivo en la vida.
    Aunque ¿Cómo iba a entenderlo ella? Sin duda había sido considerada un monstruo desde su nacimiento sin tener que demostrarlo nunca a los demás.

    -Todo debe estar listo para Halloween… ¡Pero este fantasma no colabora!

    Dijo señalando a la lápida, pero pareció de repente un portal oscuro sobre la tumba, algo extraño y sorprendente, muy oscuro y algo tétrico.

    -¡Oh! ¡Sorprendente! -Dijo aproximándose sin miedo a la oscuridad, parecía asombrado, una figura humana y pálida parecía salir de entre la oscuridad- te pongo un 6, buena presentación… pero un poco tarde ¿No creeeeEEEE!!

    De repente y sin previo aviso la figura le cayó, literalmente encima, Greed luchó contra aquel peso inerte que amenaza con aplastarlo.
    ¿No se supone que los fantasmas son incorpóreos? Por que este parecía muy corpóreo…

    Finalmente a base de luchar y de moverse consiguió sacar su cabeza de debajo de aquel cadáver pálido.

    -¡¡Sacadme de aquí!!
    avatar
    Mensajes : 10

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Neutral
    Url
    el Dom Jul 08, 2018 7:04 am
    – No pasa nada. – Respondió negando suavemente con su cabeza, y aceptando con ello sus disculpas. – Es mi culpa también. Creo debí de imaginarlo, sobre todo, al estar a puertas de Halloween.

    Cualquier tipo de comentario mordaz que hubiese seguido a modo de respuesta, declinaba con rapidez junto a la seguridad en sus palabras, todo gracias a la peculiar forma de ser de la pequeña criatura cual solo terminaba por confundirla aún más. Sorprendida por su entendimiento contrario a lo esperado, pese a ser Nozomi quien inicio con un trato –por así decirlo– hostil de su parte al tomarle desprevenido. Recibiendo una disculpa cual ahora le sonaba innecesaria, pues el hombrecillo se encontraba haciendo su trabajo en dichoso cementerio, siendo al parecer una tarea más importante de lo que se dejaba ver en un principio.

    Si bien Nozomi no era muy abierta a expresarse, se podía percibir el cambio de actitud al quedar repentinamente en silencio. Escuchando con atención los motivos que a medida que continuaba, el nudo imaginario en su estómago aumentaba, siendo mucho más notorio con el paso de los segundos en compañía. Independiente de la forma poco ortodoxa de llamar la atención de un espíritu fuera de su lugar de descanso, valía la pena suponer su escenario, pues la frustración siempre acudía cuando no todo salía como uno lo esperaba… Algo que entendía a la perfección, ya que ella también había sucumbido a ese sentimiento, en más de una ocasión.

    Sea como fuese, agradecía esta vez el traer su máscara puesta. Al hacerse más fácil el ocultar la culpabilidad a ojos de terceros.

    Desviando su mirada hacia abajo nuevamente, apenas el contrario hizo mención de una lista que llevaba acarreando en una de sus manos. Sin embargo, Nozomi opto al final por inclinar por completo su figura, con la idea de verle de frente e impidiendo así una postura algo dolorosa para su cuello. Tomando en silencio el papel entre sus fríos dedos al sentir cedía el material, asombrada no solo por tener escrito misiones que le parecían difícil de hacer si se ponía en el lugar del otro, sino también, a la manera de expresarse y como de un momento a otro podía cambiar su actitud tras referirse a su fallido intento.

    ¿Tal vez existía más detrás? No era algo fácil de deducir de un desconocido. Menos cuando las palabras terminaban por morir en sus labios antes de siquiera producirse, volteándose ambas figuras tangibles al repentino ruido y al portal oscuro que le siguió, creándose curiosamente sobre la lápida de la discordia. Aun si al pequeño pareció impresionarle ese “acto”, Nozomi opto por tomar otra actitud más a la defensiva, incorporándose de su postura justo a tiempo, esquivando al nuevo ser emergiendo de este y que infelizmente caía encima del anterior interlocutor. Tan solo dejando su cabeza libre y quien pese a su inicial lucha, terminaba por utilizar sus gritos como última opción.

    – Quizás en otra ocasión le saludaría de regreso o diría “mucho gusto”. – Menciono haciendo las comillas en el aire con sus dedos. – Por ahora me saltare cualquier tipo de presentación y pediré “gentilmente” si se puede levantar, ahora.

    Nozomi no era de esos seres que admiten abiertamente estar preocupada de otro ser. Nope, absolutamente no y más no… Sin embargo, allí estaba, apuntando con cierto apuro en su voz, mientras su mano libre se dirigía hacia la criatura que luchaba por liberarse de morir aplastado por otro que le doblaba el tamaño. Un simple método para hacerle entrar en razón con gestos y palabras. Suspirando notoriamente y acercándose para apresurar al nuevo agarrándolo de su brazo, aun si era bastante torpe mostrando un gesto que inclinaba más a la agresión, Nozomi solo intentaba hacer las cosas más veloces. Mas cuando no parecía que el otro quisiese siquiera pensar en salirse de encima, o por el contrario se debía a fuerzas mayores.

    – ¿Estas bien? – Pregunto una vez ver al pequeño libre, mirando entre este último para luego dirigir de nuevo la mirada al nuevo. Entregando el papel y volteando su mirada hacía el pequeño, ignorando completamente la existencia del otro joven. – Ten, me quede con tu lista después del accidente… Te puedo ayudar con el problema del fantasma, si aún lo deseas.
    Mensajes : 8

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Neo-Org
    Url
    el Miér Jul 11, 2018 12:11 am
    Podías pensar "Qué hacía un tío como ese, ahí tirado, tan insensible y despreocupado que ni se levantaba de su sitio aun habiendo notado algo bajo su peso" ¿Extraño? ¿Estúpido? ¿O simplemente estaba quedándose con todos? Ninguna de esas preguntas sería la correcta, y si alguna de ellas se acercara a lo que verdad pasaba con ese tipo albino sería la primera. No obstante, ni tan cerca se le quedaba.

    Aparentemente, contaminante era su parsimonia hasta para el más inquieto, pero si había que ser sincero, no en todos provocaba el mismo efecto, a otros les exasperaba y eso era un hecho. No sería la primera vez que Exodin se buscaba problemas por su poca sangre, una actitud tan variable como una veleta. Pero ahí estaba, tan quieto, alternando en lentitud la mirada entre suelo y a la chica que tenía en frente, con el rostro muy fijo.

    Parecía el mecanismo de un robot, cuyos engranajes en su interior se hubiese congelado de pronto, y que solo unos pocos en su cabeza estuviesen funcionando para hacer los mínimos movimientos de que fuera capaz. Era su reacción cuando recién salía de sus sueños, una reacción única y peculiar. Una reacción ridícula, pero era su reacción.  

    Notó que la chica tenía un deje de severidad en sus palabras. Consideró la posibilidad de que fuese su mera presencia, o simplemente imaginó que pordría deberse a que tuvo un mal día ¿Sería que su madre ese día le hizo potaje y a ella no le gustaba? Se cuestionó un millar de posibilidades, pero ninguna se acercaba a lo que en verdad era. El problema era con algo que estaba haciendo y, o no se daba cuenta, o no quería darse cuenta. Su severidad no sacó ninguna expresión en respuesta de su parte, solo llevó un dedo a las comisuras de sus labios, tratando de comprender por qué se había molestado ¿Es qué había hecho algo malo al llegar allí? Ahora si que se acercaba. Oh, seguro que había sido su saludo, por supuesto, se había equivocado con el saludo y seguramente la había ofendido. Aun así, se levantó. Ni lento ni despacio pues el bulto que se removía bajo su peso era algo en lo que aún no había tomado la importancia que merecía. Cuando se levantó entonces lo vio.

    Vaya —Torció su cabeza, tomó al hombrecillo por una manita y lo despegó del suelo —¿Yo he creado esto? Qué mundo más extraño —Luego, como si hubiera descubierto el mayor misterio mejor guardado se volvió con efusividad —¡Ya lo entiendo! He roto una regla de esas vuestras —¿Qué? La verdad, no había entendido nada. Había tergiversado toda la realidad y la estaba interpretando al modo en que al le venía en gana.

    Hm, hagamos un trato, yo te regalo al hombrecito surgido espontáneamente de la tierra, y aquí no ha pasado nada, me iré por allí y desapareceré —En eso, sostuvo al tercero y se lo lanzó a la muchacha como si de un balón se tratase. —Pero antes ¿No habéis visto nada raro por aquí?

    Extraño. Un tipo que aparece de un portal preguntando por sucesos también extraños, pero lo más raro, es que ahora se dirigía a los dos, incluyendo al segundo hombrecito como si de verdad se tratase de un habitante de aquel lugar, como si desde el principio supiese la verdad y que nada era como el hacía parecer que lo creía que era.

    Exodin dio un salto tan grácil, y se colocó encima de una lápida a esperar la respuesta. Se sentó sobre la misma, apoyando sus dos manos en el centro, y balanceando sus dos piernas en un aire infantil que entraba en contraste con su expresión, la cual se mostraba tan neutra como la cerámica.
    avatar
    Mensajes : 23

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Reverse
    Url
    el Vie Jul 13, 2018 11:05 am
    Greed era apenas un papel en manos del extraño albino perdido, y cuando fue arrojado hacia Nozomi, quedó levemente suspendido en el aire como si realmente tuviera la constitución del papel.
    Pero para sorpresa de los presentes, Greed inspiro con gran fuerza mientras se inflaba como un globo hasta tener casi la forma de un balón, para luego expulsar el aire sobrante y volver a sus proporciones naturales.
    -ufff... menos mal, no me he roto nada...
    ¡¿PERO QUE PASA CONTIGO?!

    Grito moviendo sus brazos hacia el desconocido como si pretendiera resultar amenazante, cosa que no era en demasía.

    Greed examinó, al desconocido, ropa rara, pelo albino, con cara de tener algún problema  para pensar con claridad o de tener mucho sueño, teniendo en cuenta que aplastó su cuerpo y que parecía no enterarse de nada, Greed llegó a una conclusión bastante lógica para su mundo.
    -¡¿Qué si he visto algo raro?! ¡¿QUE SI HE VISTO ALGO RARO?!-Grito volviendo a causar escándalo en el cementerio, y señaló la tumba de donde había salido el extraño- ¡AHÍ! Ahí debía salir un fantasma, no un zombie atontado...
    Obviamente aquel joven era un zombie, había a salido de una tumba, y no tenía sangre como para ser un vampiro, su aspecto era demasiado bonito para ser un Lich o un ghoul, y su clara cara de somnolencia o estupidez se devía a que obviamente había perdido su cerebro en algún lado... Muy típico de ellos, ir perdiendo órganos esenciales por ahí...

    -¿Donde te has dejado el cerebro?...¡Bah!
    Olvídalo, ¿A quien le importa? Que pérdida de tiempo... ¡Necesito un fantasma ya mismo! Jack confía en mí ¡No puedo defraudarle!


    ¿Pero de dónde iba a sacar el un fantasma?
    avatar
    Mensajes : 10

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Neo-Org
    Url
    el Lun Ago 06, 2018 12:18 am
    Ver como el diminuto hombrecito le regañaba, tan colérico que, aunque no se encontrase haciendo aspavientos, agitando las manos, él se lo imaginaba, así tal cual, como si estuviese sacado de un anime con esas venitas marcadas por un lado y echando nubecitas en la regañina.

    Le hacía gracia, pero por alguna razón no reflejaba el humor en sus facciones y parecía una máquina sin sentimientos, al no reflejar ninguna reacción por nada. Al menos sus compañeros trataban de actuar de la forma en que ellos creían que se hacía, pero él, ni el mínimo temblor, ni siquiera el más pequeño movimiento involuntario se hacía visible en su cara. Y de aquella manera no hacía más que parecer un idiota, pero algo chocaba con su habla. Más que verse idiota, siendo máquina, su sistema de filtro conductual se había averiado. O algo así es como le decía Zexion, al menos en esas pocas, poquísimas veces en que se topaba con él, pues el de grisáceo no era muy dado a socializar, y él, además no es que fuera al encuentro de nadie.

    Todo se daba en las misiones, esa era la respuesta de todo.

    Exodin llevó la diestra hasta su boca para tapar un bostezo. Era sorprendente la potente voz que tenía el hombrecillo, a pesar de ser tan bajito. Mientras lo observaba, se preguntaba ¿Era eso estar enfadado?

    ¿Qué pasa conmigo? Esa pregunta no es del todo específica, es incorrecta, inténtalo de nuevo —Alzó una mano, plantando su palma frente a él —Entiendo, estás enfadado porque te saqué de la tierra —Aquella mano quedó en jarra y luego musitó para sí mismo —Debí leer los informes de este mundo antes de venir aquí... No entiendo nada la actitud de esta gente...

    ¡Oh! Pero espera ¡Que sí ha visto algo raro! Estaba de suerte. Luxord le había sonreíd... ¡No! Ugh, no. La fortuna le había sonreído. El albino agitó la cabeza de un lado para otro, intentando quitarse esa "horrible" imagen de la cabeza. Es que, si alguna vez hubieses visto a Luxord sonreír, desearías no haberlo hecho nunca.

    ¡Un fantasma! —Interesante, muy interesante. Hasta entonces se había mantenido rascándose un oído. No estaba prestando atención, pero fue aquella palabra la que causó que se girase hasta él y se quedara mirando fijamente. Sacó su nota, la miró y volvió a guardársela. Al final saltó de la lápida y se aproximó a Nozomi y Greed.

    Exodin chasqueó un dedo tras su espalda, allí, quieto, y tras de sí apareció un umbrío junto a la lápida. El que iba con la gabardina se volteó fingiendo sorpresa —¡Vaya! Que oportuno, ahí tienes un fantasma —De nuevo se volvió hacia los otros dos. Se acercó más hasta donde Nozomi, y sin preguntar ni nada tomó Greed de una de sus manitas, cogió a su umbrío también, y salió corriendo con ambos agarrados por sus dos manos en dirección a una puerta de hierro que daba al sitio donde las casas se agrupaban en un montoncito, dejando a Nozomi atrás.
    avatar
    Mensajes : 23

    Ver perfil de usuario

    Volver arriba Ir abajo

    Contenido patrocinado

    Re: Fantasmas, zombies y otras pesadillas... (Libre)

    Url

    Volver arriba Ir abajo

    Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


    Permisos de este foro:
    No puedes responder a temas en este foro.